fbpx

Reflexiones en voz alta: Día del Padre

Yo digo a cada rato que yo soy soldado para que mi hijo sea granjero y mi nieto poeta, sin darme cuenta de que no nací en un campo de batalla sino en una granja. Yo soy el granjero y él fue el soldado. Y ante eso solo puedo decir gracias, 20 años tarde, pero gracias hasta donde estés por todo lo que siempre hiciste.

Déjenos un comentario!

%d bloggers like this: