fbpx

Cuarenta y diez… ¡por fin!

Hoy llego a los cincuenta años de mi paso por esta vida,

Me tomó como cinco décadas esto, no les voy a mentir.

Y a pesar de sentirme todavía muy lejos de mi partida,

Sé perfectamente que cualquier día, nos podemos morir.

 

De esa otra vida que vendrá después, nunca he sido fan,

Tal vez porque siempre he preferido tratar de entender,

Y así, muy gradualmente, ir descubriendo cual es el plan,

En lugar de seguir a ciegas a quien dice: solo debes creer.

 

Esta mitad de mi vida me encuentra en un peculiar estado,

Con salud física y mental, enamorado de mi esposa, feliz,

Con hijos que brillan con luz propia pues se lo han ganado,

Y a pesar de lo vivido, siempre orgulloso de ser un aprendiz.

 

Interesante como mientras más juego el juego de la vida,

Miro con placer como la certeza se transforma en duda,

Y me sorprendo jugando con ella de forma muy divertida,

Cómodo con no saber, y sin vergüenza si toca pedir ayuda.

 

En ganar y perder se me ha ido media vida, ¡cuántas cosas!

Y me emociona pensar en todo lo que falta, en lo pendiente,

Y como aun es temprano para hablar de entierros y losas,

Dejemos que la vida pase, ella como siempre es, y yo sonriente.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Artículos escritos por colaboradores de henrypaz.info

Vilguerra

Ella tenía solo 16 años cuando se fue de su casa en un pueblo del occidente de Honduras para buscar su vida, y ahora mismo

Read More »
Skip to content