fbpx

Camino de la Vida

Subidas y Bajadas

...por fin entendí que una vida bien vivida se vive igual de subida que de bajada, y que las mismas actitudes que nos ayudan a hacer más fácil la vida cuando parece que vamos cayendo son las mismas que nos ayudan a mantener la paz cuando vamos subiendo. Si lo pienso con cuidado, estas se reducen a unas cuantas cosas nada más. Y si las resumo en extremo me quedan solo 3 palabras: Humildad – Trabajo – Paciencia.

La corriente del tiempo

Por lo anterior me doy cuenta de que todos nosotros estamos inmersos en una corriente del tiempo que avanza a dos velocidades. En la superficie se mueve muy rápido, en lo profundo se mueve lentamente, y de aprender a movernos acorde con cada una, depende cuanto avancemos en la vida.

De partes prohibidas, sapos, niños y del gozo de las cosas sencillas

Hoy parecía un día normal. Me levanté a la misma hora, seguí mi misma rutina mañanera, manejé a la oficina, trabajé todo el día y manejé de regreso a la casa por la noche como siempre hago. No tenía idea de la invitación que la vida, en complicidad con mi esposa, me tenía preparada. Véanla ustedes mismos.

Ideas saliendo de las orejas

Estoy atravesando un período de creatividad intensa, tanto que es difícil operar en la dimensión práctica de la vida. No sé si han experimentado eso alguna vez, pero es una fase en la que lo que quiero es producir y producir mientras todo lo demás se ve como distracción. Creo que hay palabras clave que debo respetar. Priorización es una de ellas. ¿De todas las ideas que tengo, hay algunas más prioritarias que otras? Calendarización es otra. ¿Cuándo quiero que esos proyectos comiencen a desarrollarse?

Un año…

Todos decimos que el tiempo vuela, y en realidad lo hace. Sin embargo, los pasados 365 días han estado tan llenos de cosas nuevas, de experiencias, de altos y bajos, de avances y retrocesos, de sorpresas y de desarrollo de nuevas habilidades, que me parece increíble que apenas hace un año pasamos con mi familia la última noche en nuestro país de origen, con todas nuestras vidas empacadas en nada más que cuatro maletas y nuestras memorias.

UN CENTÍMETRO MÁS ALLÁ

En estos momentos estoy experimentando un privilegio que seguramente agradeceré por el resto de mis días: por un problema de columna estoy con dolor permanente en mi pierna derecha al punto de no poder caminar ni valerme por mi mismo para casi nada.

Lo que les deseo en el 2019 (video)

Se fue el 2018, tan rápido como comenzó Buen año, fue en general un gran gusto Y aunque la enfermedad, por un ratito me atrapó Que sería la vida, sin uno que otro susto Y así empieza otro ciclo de traslación Un año más de vida, de oportunidad, de avance Nuestros sueños nos llaman, exigen atención Todos son válidos, dinero, fama o romance

Nuestro verdadero “jefe”

A inicios de un nuevo año resulta apropiado meditar un poco sobre la forma como hemos decidido vivir nuestras vidas, y en realidad, después de todos los espejismos y complicaciones ficticias que podemos inventar alrededor de este tema, solo tenemos dos opciones: O estamos en un círculo de mejora constante, en el que queremos ser mejores y vivir de mejor manera cada año que pasa, O estamos atascados en una complacencia con nuestro estado actual y no buscamos la mejora permanentemente, lo que significa que muy probablemente nos vamos a ir quedando atrás en muchos aspectos de nuestra existencia, puede ser en la salud, en las finanzas, en lo actualizado de nuestros conocimientos, etc.

Generaciones

Al inicio miraba la vida como una carrera de 100 metros, corta, de poca duración, por lo que había que moverse rápido y darlo todo en un solo empujón de energía. A medida fui creciendo y madurando, esa imagen se fue borrando, y en su lugar fue apareciendo una carrera más larga, más como una maratón. Van a haber altos y bajos, van a haber momentos de mucha energía y otros en los que dan ganas de quedarse sentado, hay metas de corto plazo, otras de medio y así vamos a ir sumando hasta alcanzar la “meta”, cualquiera que esa sea. La velocidad importa, pero más importa la constancia y el ritmo. Ahora que mi edad se acerca al medio siglo, está apareciendo una nueva dimensión a esa percepción que tengo de la vida.

Ciclos dentro de ciclos dentro de ciclos...

Este año me ha resultado más evidente que nunca que la vida se compone de muchos ciclos, unos de corta duración, tomando apenas horas en completarse, otros toman días o semanas, mientras que otros requieren años y aún hay otros tan largos que ni siquiera podemos percibirlos desde nuestra perspectiva humana de tan solo unas pocas décadas de duración. Este año me ha mostrado muy claramente como lo que percibimos como altos y bajos en nuestras vidas no es más que el reflejo en cuatro dimensiones (ancho, largo, alto y futuro), de algo mucho más grande, de un ciclo de constante enseñanza, por medio del cual la vida, o la imagen que cada uno tenga de Dios, nos imparte las lecciones necesarias para crecer.

La toma de acción, primer paso en el camino hacia cualquier lado

Cuantos planes, cuantas aspiraciones, cuantos sueños nunca llegan a ser, pues el que los imaginó nunca tomó el primer paso concreto hacia su realización. Eso es un gran desperdicio, pues de las miles de oportunidades que aparecen en nuestras vidas cada día, solo somos capaces de identificar unas pocas, muy pocas, y encima, para esas poquísimas oportunidades que sí logramos ver, nunca llegamos a dar ni el primer paso para aprovecharlas.

La pregunta más importante: ¿Por qué?

Entonces, con todo eso dicho hasta ahora, solo falta poner manos a la obra en diseñar esa vida ideal que buscamos. ¿Cómo? Esa es, por supuesto, la próxima pregunta lógica. Y eso es tan personal que hay prácticamente una respuesta para cada persona.

Lo importante es comenzar, y para comenzar solo es necesario comenzar.  

Manténgase al tanto de la publicación de nuevos videos, entradas del blog o promociones especiales.


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Experimental LLC, 8065 NW 108th Ave., Doral, FL, 33178. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact