fbpx

Autoestima

EL PRIMER AÑO DE LA SEGUNDA MITAD

Cuando niño jugaba que era Superman y eso, por supuesto, es etapa superada. Ahora al inicio de esta segunda mitad, puedo decir con toda certeza que estoy seguro que lo soy. No porque tenga un físico perfecto, pueda volar o no me dañen las balas. Esas son tonterías de superhéroes de segunda categoría. Soy Superman porque después de 46 años de convivencia con todo tipo de peligros, tantas enfermedades, cientos de decepciones y muchas alegrías, éxitos y fracasos, altos y bajos, períodos de soledad y compañía, avances y retrocesos, aquí estoy firme e igual o incluso más ilusionado que como cuando apague esa primera vela al inicio de la primera parte de esta historia, intacto y con mucha cuerda que dar.

***Click en el título o en la imagen para leer el resto del artículo***

LA MEJOR RESPUESTA A LA PREOCUPACIÓN

El ciclo más dañino para nuestra auto-confianza es el de preocupación-inactividad-remordimiento. Me preocupa algo, pero no hago todo lo que puedo por remover la causa de esa preocupación y eso me genera después remordimientos por no haber reaccionado a tiempo. Por suerte la solución es muy sencilla: deje de pensar, analizar, soñar. Comience a hacer. ¿Cuándo? En este momento. Olvídese de la cultura “esque”: es que no tuve tiempo, es que me enrede en otra cosa, es que, es que, es que…