La corriente del tiempo

fastslow

Como siempre ocurre, este año vino y se fue muy rápidamente. Recuerdo claramente la navidad del 2017 y todas las expectativas para este año, y en dos parpadeos aquí estoy, evaluando los avances logrados y planificando el 2019. Aunque los pasados 365 días parece que volaron, al verlos en más detalle, estuvieron tan llenos de eventos, cambios, problemas y celebraciones, que da la sensación de que hubiera pasado más de un año.

En realidad, puedo decir lo mismo de toda mi vida, en la que los días y las semanas parecen durar minutos, pero al ver más en detalle los años y hasta las décadas pasadas, están tan llenas de eventos, que me dejan con la sensación de que el tiempo se mueve muy lentamente.

Por lo anterior me doy cuenta de que todos nosotros estamos inmersos en una corriente del tiempo que avanza a dos velocidades. En la superficie se mueve muy rápido, en lo profundo se mueve lentamente, y de aprender a movernos acorde con cada una, depende cuanto avancemos en la vida.

En la superficie, en el día a día, en el corto plazo, necesitamos movernos rápidamente, pues el ritmo del tiempo vuela a ese nivel. No deje para mañana lo que puede hacer hoy, ni siquiera deje para más tarde lo que puede hacer ahora. Por supuesto que es necesario planificar, no estoy diciendo aquí que brinque como loco de actividad en actividad. Pero una vez planificado, hágalo en tiempo y forma, sin excusas. También hay que moverse muy rápidamente para atender los imprevistos que siempre vendrán. Haga esa llamada, mande ese correo, vaya a hacer esa visita, en el momento en el que sea necesario hacerlo, y ni un minuto más tarde. En esta corriente rápida la palabra clave es URGENCIA y es la que nos permite alcanzar los pequeños logros diarios, semanales y anuales.

De manera simultánea, un poco más abajo, va otra corriente que se mueve muy lentamente, y es esa la que nos llevará a alcanzar los grandes logros de nuestra vida. Las palabras clave en esta corriente son CONSTANCIA y PACIENCIA.

Constancia, para mantenerse en el camino trazado, por el tiempo que sea necesario, pues este nivel de logros requerirá de esfuerzos sostenidos por quinquenios, algunos más grandes tomarán décadas y los que tienen que ver con el legado que dejaremos a las futuras generaciones, deberán desarrollarse a lo largo de toda nuestra vida.

Paciencia, para esperar la llegada de los frutos buscados sin desmotivarse, pues estos por lo general vienen muy lentamente, tanto, que nos parecerá que no nos hemos movido mucho, hasta que veamos hacia atrás y nos sorprendamos de todo lo avanzado. El mayor peligro que corremos es sacrificar las grandes satisfacciones del largo plazo por las pequeñas del corto, y cuando eso se hace es usualmente debido a la falta de paciencia.

Por lo tanto, es importante planificar lo que queremos alcanzar (en nuestras vidas en general y en el 2019 en específico), es necesario además actuar con rapidez y diligencia en las pequeñas cosas, y es necesario por último mantener el curso pacientemente hasta que los resultados buscados vayan apareciendo.

Que cada uno de ustedes tome ese nivel de control de sus vidas es mi principal deseo para este año que está por comenzar. Después de eso también les deseo la tradicional salud y prosperidad que se mencionan tanto en esta temporada. ¡¡Feliz Año nuevo a todos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s